Musa: la inspiración del mal

¿Qué tienen en común un escritor y profesor de literatura de luto por la prematura y trágica muerte de su novia y una joven madre soltera que lucha por escapar de la explotación de una mafia de trata de blancas? La respuesta en la última cinta del director español Jaume Balagueró. Debo reconocer que, aunque me costó seguir la historia, la idea es buena, muy buena. Nota mental: debería leer la novela de José Carlos Somoza en la que está inspirada la película.

Inspirada en la novela La dama número trece del escritor José Carlos Somoza, escrita por Jaume Balagueró y Fernando Navarro, dirigida por el propio Balagueró y protagonizada por Elliot Cowan (Da Vinci’s Demons), Franka Potente (Corre, Lola, corre), Ana Ularu (Inferno), Leonor Watling (Los crímenes de Oxford), Manuela Vellés (Al final todos mueren) y Christopher Lloyd (Regreso al futuro) entre otros, Musa es la nueva película del director español que revolucionó el cine de suspense y terror patrio con películas como Mientras duermes o REC y sus secuelas. Una sombría cinta de terror con trasfondo fantástico con la que Jaume Balagueró nos invita a conocer el hipotético (y sobrenatural) lado oscuro de las musas de la inspiración y de paso, reflexiona sobre el poder de la palabra como arma de destrucción.

Musa: la inspiración del mal

Tras la repentina y dramática muerte de su novia, Samuel Solomon (Elliot Cowan) se aleja de todo y todos para sobrellevar el duele en la soledad de su hogar con la única (y por supuesto, inestimable) compañía de su gato. Devastado por la prematura muerte de Beatriz (Manuela Vellés), Samuel deberá afrontar la espantosa realidad de unos perturbadores sueños premonitorios que le atormentan cada noche con las imágenes del misterioso asesinato ritual de una mujer desconocida.

Musa de Jaume Balagueró: la inspiración del mal

Cuando Samuel descubre que una mujer ha sido asesinada del mismo modo que en sus sueños, decide colarse en casa de la víctima, la escena del crimen, para buscar pistas que le ayuden a averiguar la relación de ese asesinato y sus turbadores sueños premonitorios. Allí conoce a Rachel (Ana Ularu), una joven madre soltera que lucha por escapar de las peligrosas garras de una mafia de trata de blancas, y que asegura haber soñado con el mismo asesinato.

Juntos, Samuel y Rachel se embarcarán en una sombría y peligrosa investigación para descubrir toda la verdad sobre el asesinato de esa misteriosa mujer y casi sin quererlo, se darán de bruces con el lado más oscuro de la inspiración dominado por siete perversas musas con cuestionables intenciones y peores modos que han inspirado a los más grandes escritores y poetas de todos los tiempos.

Musa: siete damas muy oscuras

“La número uno invita. La número dos conjura. La número tres miente. La número cuatro castiga. La número cinco adivina. La número seis apasiona y la número siete se esconde”.

Debo decir que fui a ver la nueva película de Balagueró por pura intuición y sin apenas información. Leí la pequeña sinopsis que incluye la cartelera del cine online ‒creo recordar que ni siquiera llegué a ver el tráiler‒ y me dejé seducir por la idea de dos extraños investigando juntos el misterioso asesinato ritual de una mujer desconocida que presagiaron en sueños. Se podría decir que andaba con ganas de misterio y suspense.

El caso es que, tengo que reconocer que la película me sorprendió. No sabría decir si para bien o para mal, pero me sorprendió. Fui a ver una película de misterio sin apenas información, sin una idea preconcebida, y me sorprendió con un trasfondo fantástico o sobrenatural que no esperaba. Admito que el sobrenatural no es mi tipo de thriller favorito, pero reconozco que la idea o el planteamiento inicial es bueno. El problema, o mejor dicho, mi problema, es que necesité un buen trabajo de reflexión posvisionado para llegar a entender el trasfondo de la trama.

No sé si es que la fantasía no es lo mío, si me perdí en el argumento o simplemente me faltaba información, pero la verdad es que me extravié en la misteriosa historia de esas siete damas más oscuras que las sombras de Grey.

Y no digo que eso sea precisamente malo, ojo. Lo cierto es que las mejores películas son las que invitan a la reflexión y por supuesto, no puede haber terror sin una buena dosis de suspense. Sin embargo, reconozco que eché en falta una mayor profundización en la ‘realidad’ de esas siete musas, la razón de su existencia, su motivación, el porqué de estar allí. Insisto: o me llegó un mensaje al móvil en el momento clave y me perdí en los detalles o simplemente, me faltó información previa. No lo tengo claro.

Lo que sí tengo claro es que el planteamiento inicial es bueno, diferente, muy atractivo, y Jaume Balagueró sabe lo que hace. Me gusta ese tipo de cine de terror a modo de fábula con moraleja. Frío, sombrío, sosegado e incluso delicado. Fantasía y terror sin grandes sobresaltos ni demasiados efectos especiales. Una oscura película de terror psicológico, un thriller sobrenatural con pinceladas de thriller policíaco (sin policías), que te invita a participar en la investigación (aunque servidora se perdió en lo sobrenatural) para resolver el misterio.

Ahora que lo pienso, creo que me vendría bien volver a ver la película para disfrutarla plenamente y sobre todo, me encantaría leer la novela de José Carlos Somoza en la que está inspirada la cinta de Balagueró.

Más de la película AQUÍ.

FOTO, CARTEL Y TRÁILER MUSA/RTVE/FILMAX
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s