La chica que leía en el metro de Christine Féret-Fleury: leer, vivir, amar

¿Qué pasaría si un día decidieras bajar dos paradas antes y cambiar el trayecto de camino al trabajo? ¿Qué pasaría si de repente descubrieras que tu vida ha dejado de tener sentido? ¿Qué pasaría si un día te dieras cuenta de que los libros son tu única razón de ser? La novela La chica que leía en el metro de Christine Féret-Fleury es una deliciosa historia de amor a la lectura con un imprescindible mensaje de fondo y un irremediable toque de locura que la hace simplemente irresistible. La novela ideal para lectores empedernidos y grandes amantes de la palabra escrita como tú y como yo.

¿Quieres saber más? ¿He despertado tu curiosidad? Pues sigue leyendo.

La chica que leía en el metro de Christine Féret-Fleury: leer, vivir, amar

Juliette es una chica normal, con un trabajo normal y una insulsa vida normal. Cada día, Juliette coge el metro para ir a trabajar: siempre el mismo tren y a la misma hora. Monótona y previsible hasta decir basta, su vida transcurre sin grandes sobresaltos: observar a los lectores con los que comparte vagón y examinar interiormente sus lecturas es lo único que da vidilla a su anodina existencia.

La chica que leía en el metro de Christine Féret-Fleury: leer, vivir, amar

La vieja dama que lee siempre el mismo libro de cocina italiana, el interesante bibliófilo de rarezas o la joven enamoradiza que siempre llora en la página 247 de su novela romántica distraen los pensamientos de Juliette y alimentan su curiosidad. Especular sobre los impulsos, las razones, las pasiones, los consuelos y los desconsuelos de sus desconocidos compañeros de viaje y sus peculiares lecturas es lo que da color a su vida.

Irremediablemente anclada a una insípida vida sin sustancia, un día Juliette decide saltarse el monótono guión de su vida, bajar dos estaciones antes y cambiar el trayecto de camino al trabajo. Sin saber cómo ni por qué, lo que no era más que un impulsivo cambio de rutina acabará por convertirse en un necesario punto de inflexión. Juliette no lo sabe, pero todo su mundo está a punto de cambiar para siempre.

La chica que leía en el metro de Christine Féret-Fleury: pasantes de historias

La novela La chica que leía en el metro de Christine Féret-Fleury es una historia especial, diferente. Una exquisita y curiosa fábula con mensaje y un cierto toque de locura que conquista a todo lector que decide perderse entre sus páginas. Una romántica e inspirada declaración de amor a la palabra escrita que reflexiona en torno al poder motivador de una buena historia. La novela ideal para todo aquel que disfruta plenamente con el delicioso placer de la lectura.

La chica que leía en el metro de Christine Féret-Fleury: leer, vivir, amar

Juliette es una chica normal, con un trabajo normal y una monótona y previsible vida normal. Una chica normal, con un empleo normal y una vida normal que, guiada por sus pasiones, ha encontrado en los libros su auténtica razón de ser, una buena razón para cambiar todo su mundo para siempre.

¿Qué pasaría si un día decidieras bajar dos paradas antes y cambiar el trayecto de camino al trabajo? ¿Qué pasaría si de repente descubrieras que tu vida ha dejado de tener sentido? ¿Qué pasaría si un día te dieras cuenta de que los libros son tu única razón de ser?

FOTOS ORIGINALES BGARCIACAZORLA.ES©

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s