La bibliotecaria de Salley Vickers: un provocador homenaje a los bibliotecarios

Sylvia Blackwell tenía solo 24 años cuando se mudó a East Mole, una pequeña y en apariencia acogedora localidad del centro de Inglaterra, para convertirse en la bibliotecaria de la sección infantil de la biblioteca del pueblo. Corría el año 1958 y la joven bibliotecaria tenía ante ella un doble reto personal y profesional. Sylvia dejó todo atrás para empezar una nueva vida en East Mole y con su nuevo empleo, aceptó también el reto de convertir una biblioteca anticuada y algo abandonada en un lugar para soñar, un punto de encuentro cultural para todos los niños del pueblo. En su afán por contagiar a sus pequeños vecinos con su pasión por la lectura, la intrépida bibliotecaria pondrá a prueba los conservadores límites de East Mole.

Tan valiente como su protagonista, con un inevitable punto de romanticismo muy literario y el toque justo de provocación, la novela La bibliotecaria de Salley Vickers es un inspirado homenaje a los bibliotecarios y a esos libros que marcaron nuestra infancia.

La bibliotecaria de Salley Vickers: sola contra todo un pueblo

Intrépida, comprometida, romántica, soñadora y amante de la literatura infantil, la joven bibliotecaria Sylvia Blackwell llegó a East Mole, un pequeño pueblo rural conservador del centro de Inglaterra, decidida a transformar por completo su trasnochada y descuidada biblioteca infantil y a contagiar su amor por los libros a todos los niños del pueblo.

No fue muy buena estudiante, pero la pasión y el entusiasmo de la bibliotecaria de su pueblo le mostró esos otros retazos o versiones de realidad que marcaron su infancia y la convirtieron en la entusiasta bibliotecaria que llegó a East Mole con ganas de cambiar el mundo.

En su camino, Sylvia encontrará todo tipo de obstáculos. Desde los recelos, la envidia y la desconfianza de su jefe, el señor Booth, hasta la complicada relación de enemistad con su resentido y solitario vecino del número 4 de Field Row, el señor Collins. Sin embargo, serán su inconveniente relación con Hugh Bell, el nuevo médico del pueblo, y su amistad con la precoz hija del doctor, el espabilado hijo de sus vecinos del número 3 y la nieta de su casera, la señora Bird, las que realmente cambiarán su vida y pondrán en riesgo su trabajo.

la-bibliotecaria-salley-vickers-1

Muy pronto, la joven bibliotecaria chocará con los prejuicios de sus estrictos vecinos y deberá afrontar las destructivas consecuencias de remar a contracorriente y enfrentarse a todo un pueblo. Se verá envuelta en una desgraciada cadena de conflictos vecinales y por distintas razones, se convertirá en el blanco fácil de los resquemores, los resentimientos y la rabia de sus vecinos.

Sylvia será víctima del desengaño de un amor inconveniente, de los celos y la ira de una esposa herida, de las inseguridades y el miedo de su jefe, de la turbación de una niña fuera de control, del resentimiento y el orgullo de un pueblo que al parecer, no está dispuesto a aceptar la diferencia y por supuesto, también será víctima de su propio sentimiento de culpabilidad. Sylvia será el chivo expiatorio de East Mole, verá cómo la cálida bienvenida se torna en reproche y sufrirá al saber que aquellos que un día le brindaron su apoyo, de repente la condenan sin razón. La cuestión es: ¿bajará la cabeza y aceptará la condena?

La bibliotecaria de Salley Vickers: un provocador homenaje a los bibliotecarios

De prosa ágil y desarrollo sencillo pero efectivo, tan valiente, romántica y provocadora como su carismática protagonista, la agitada trama de la novela La bibliotecaria de Salley Vickers destaca por su capacidad para desafiar al lector con sutiles provocaciones.

La escritora nos traslada a East Mole, un pequeño pueblo rural del centro de Inglaterra a finales de la década de los 50, y nos invita a descubrir la intensa historia de Sylvia Blackwell. Una joven, apasionada y comprometida bibliotecaria que, con su trabajo en la sección infantil de la biblioteca de East Mole, descubrirá hasta qué punto puede llegar a influir en la vida de los niños con sus libros, su buen hacer, su esfuerzo y su compromiso.

la-bibliotecaria-salley-vickers-12

Es importante ubicarnos en el tiempo de la historia ‒finales de la década de los 50‒ y el lugar en el que se desarrolla la trama ‒un pequeño pueblo inglés de espíritu conservador que ha conocido tiempos mejores‒ para reconocer el auténtico carácter rompedor de la protagonista y su historia.

Sylvia Blackwell es una joven valiente, comprometida, independiente y decidida que llegó a East Mole con la firme intención de provocar un cambio ‒y vaya si lo consiguió‒ y mejorar las cosas con su trabajo en la biblioteca infantil. Estaba decidida a compartir su amor por la literatura infantil con todos los niños del pueblo, abrirles los ojos a un mundo muy rico, mostrarles todos esas otras versiones de la realidad que la acompañaron en su infancia y darles la oportunidad de crecer con esas historias. Sylvia quería provocar un cambio. El problema es que quizás el pueblo y sus vecinos no estaban preparados para aceptarlo.

Con un inesperado y acertado cierre a dos tiempos que nos invita a mirar más allá de la historia de la bibliotecaria, la escritora pone el broche de oro a su particular homenaje al delicado y a menudo infravalorado trabajo del bibliotecario como guía y fuerza motivadora y a esos libros que marcaron nuestro pasado y en muchos casos, también nuestro futuro.

FOTOS ORIGINALES BGARCIACAZORLA.ES©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s